Sermones y Bosquejos

“Apasionados por Cristo”

Texto:  Eclesiastés 9:9-10

 Introducción:

     Es verdaderamente ver a una persona que hace las cosas de una forma apasionada, no importando cuál sea su pasión.  Esas personas nos enseñan a nosotros los cristianos de qué forma se debe de actuar cuando realmente se ama lo que hacen.

 

     Apasionados aquellos que viven a su máxima intensidad, la práctica o la afición por un deporte en particular.

 

     Apasionados aquellos que viven a su máxima intensidad, la pintura, la música, la política, la docencia, la arqueología, astronomía, computación, medicina, la comunicación, etc.

 

     Dios ha dotado a cada uno de nosotros con la virtud de la pasión, queremos que nos amen apasionadamente, pero nunca hacemos el intento por hacerlo nosotros con la otra persona.

 

     La Pregunta entonces es:  Y nosotros, cuándo nos apasionaremos por Cristo.

 

Cuando nosotros celebramos la Semana Santa, entendemos que le llaman la semana de la pasión de Cristo, Cristo estaba apasionado por nosotros, cuándo nos apasionaremos nosotros por El?

 

     La persona apasionada no deja nada para después, la persona apasionada no le importa la cantidad de horas que invierte por ver realizado lo que quiere hacer.  La persona apasionada no se dá por vencida, la persona apasionada da todo lo que tiene por la causa que cree.

     Esta noche estudiaremos a algunos que cuando tuvieron la oportunidad de mostrar su pasión por su convicción lo hicieron de todo su corazón.

 

1.- Josué vivió y murió apasionado por Dios:                      Josué 24:14-15

 

  • Sirvió a Dios toda su vida
  • Llegó a anciano y nunca perdió esa pasión por Dios – 23:1
  • Transmitió esa pasión a otros – 24:1
  • Muere satisfecho de haber hecho y de haber visto lo que Dios hizo por Israel

 

2.- Elías vivió apasionado por Dios:                              1 Reyes 18:17

 

  • Sirvió y vivió toda su vida de una forma apasionada
  • Supo transmitir esa pasión a su sucesor Eliseo
  • Dios le premió llevándolo al cielo sin experimentar la muerte

 

3.- El escritor de Eclesiastés nos dice:                   Eclesiastés 9:9-10

 

  • Probable esa parte del texto no haya sido escrita por Salomón
  • Pero lo que vemos es que la persona que lo escribió, dá testimonio que el predicador ( Salomón ) hizo muchas de las cosas para Dios de una forma apasionada antes de dejarse desviar por sus mismas debilidades.
  • TODO LO QUE TE VINIERE A LA MANO PARA HACER…

HAZLO SEGUN TUS FUERZAS…

 

 

Que Dios nos dé la vida suficiente para apasionarnos por El, que tengamos el tiempo suficiente para motivar a otros a apasionarnos por Cristo, será el mejor legado que dejemos a otros.

 

Por Rev. Carlos Navarro – Pastor

Temas similares:,
Administrador de la web de Sermones y Bosquejos.

0 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *