Sermones y Bosquejos

El cuidado pastoral

Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre…
Hechos
20:28

 

 

APACENTAR

 

  • Guiar y proveer ejemplo. El material didáctico para formar y guiar a otros es nuestra propia vida (Hch 20:18)

 

  • Apacentar no es una tarea individualista sino de equipo (Hch 20:17)

 

  • Una tarea que implica entrega, abnegación y humildad (Hch 20:19-21)

 

  • Guiado por el Espíritu Santo (Hch 20:22-23)

 

  • Apacentar “el rebaño”, sabiendo Quien es El Dueño y el precio que pagó por él (Hch 20:28)

 

  • Ser concientes de los peligros que acechan al rebaño (Hch 20: 29-31)

 

  • Apacentar con la totalidad de la vida (tiempo, afecto y aún dinero, Hch.20:31-35)

 

  • Terminar la tarea dejando a otros capacitados para cuidar a otros (Hch 20:36-38)

 

  • No olvidar que también somos ovejas: “mirar por vosotros” (Hch 20:28)

 

 

  1. EL CUIDADO PASTORAL DE TI MISMO

 

 

NUESTRO LLAMADO – Éxodo 18

 

  • Estar delante de Dios (Ex 18:19)

 

  • En el secreto de Dios se recibe la bendición (Gn 32:22-32)

 

  • En la presencia de Dios somos renovados (Sal 51:6-13)

 

  • En el secreto de Dios se revelan sus secretos (Jer 23:16-21)

 

  • Estar en el secreto de Dios nos libra de los peligros (Dn 6)

 

  • Las decisiones importantes se toman en la presencia de Dios (Lc 6:12- 16)

 

  • La centralidad de nuestro llamado (Hch 6:4)

 

  • En la presencia de Dios recibimos la dirección del Espíritu Santo (Hch 13:1-3)

 

 

NUESTRA RELACION FAMILIAR

 

  • La familia nuestra prioridad (Ex 18:2-6)

 

  • En la casa somos auténticos.

 

  • En la casa nos aceptan tal como somos.

 

  • El enfoque de nuestra lucha (Neh 4:14)

 

  • Nuestro primer campo ministerial (1 Ti 3:4-5)

 

EL CUIDADO DE NUESTRA RELACION DE PAREJA “SER UNA SOLA CARNE”  (Génesis 2)

 

  • Dejar

 

  • Unirse

 

  • Desnudarse -Transparencia

 

  • Ser una carne implica una entrega de tal forma que al entregarse se valora a uno mismo y se valora al otro.

 

  • Ser una sola carne no se limita a la relación sexual, sino que además simboliza y expresa la unión de personalidades.

 

  • Ser una sola carne es una identificación tal, que siendo una carne, se complementan tanto que llegan a ser “incompletos el uno sin el otro”.

 

  • Ser una carne está en el abandono de cualquier otra relación, ya que la unión entre esposos es más fuerte que cualquier otra relación humana .

 

  • Dejar no sólo se refiere a los padres, también incluye tener que renunciar a costumbres, hábitos, disciplinas, amistades, etc.

 

  • Dejar no quiere decir que nunca más se amará y apoyará a los padres, lo que significa es que la persona más importante en la vida después de Dios es la pareja.

 

  • La transparencia no permite que haya cosas ocultas, no hay secretos entre esposos que están desnudos en espíritu, alma y cuerpo.

 

  • La transparencia vence el temor a darse a conocer como realmente se es: “no se avergonzaban”.

 

 

EL ESPOSO AMA COMO CRISTO  (Ef.5:25-30).

 

  • Es un amor incondicional. Un amor “a pesar de”.
  • Es un amor que nace de El.
  • Es un amor que busca el bien del otro. No es egoísta que se aprovechar lo que el otro ofrece.
  • Es un amor que toma la iniciativa.
  • Es un amor que se entrega, que se sacrifica.
  • Es un amor de decisión, por voluntad.
  • Es un amor que permanece a pesar de las circunstancias.

 

“El esposo refleja la imagen de Cristo amando a su esposa como Cristo amó a la iglesia.”

 

EL ESPOSO CUMPLE COMO CABEZA

 

  • Se preocupa por que su esposa se realice como persona, como mujer, como esposa, como cristiana, como madre, como profesional.
  • Tiene en cuenta a la mujer, esta cerca de ella y de los hijos.
  • Brinda a su familia seguridad, protección, alegría, paz, dirección, visión consejo, ejemplo, ánimo, apoyo y amor.
  • Dirige a su familia con sabiduría y la mantiene unida.
  • Dedica tiempo a su familia. No busca escapes (trabajo, TV, amigos, etc).
  • Se preocupa por lo espiritual y lo emocional. Afirma su autoestima valorándose así mismo.
  • Provee lo material.
  • Se sujeta a Cristo como su cabeza. Busca ser lleno del Espíritu santo.

 

LA ESPOSA RESPETA A SU MARIDO COMO AL SEÑOR (Ef 5:22-24)

 

  • Afirma sus virtudes y lo admira.
  • Esta cerca de su marido no busca ser independiente.
  • Apoya a su esposo para que alcance sus metas.
  • No compite con su esposo, no usurpa sus funciones.
  • Habla bien de su esposo, no es un problema más para él.
  • Se relaciona en armonía con los demás miembros de la familia.

 

 

 

EL CUIDADO DE NUESTROS HIJOS “FORMARLOS A LA IMAGEN DE JESUS”

 

– Los instruimos para enfrentar la vida.

– Los amamos y valoramos, ayudándoles a cultivar sus dones y talentos.

– Los criamos apuntando a tres aspectos:

  • Formación espiritual
  • Formación del carácter
  • Formación social

– Los disciplinamos adecuadamente.

 

 

LOS HIJOS CUMPLEN EL PROPOSITO DE DIOS

 

  • Obedecen a sus padres como al Señor.
  • Honran y respetan a sus padres.
  • Aman y apoyan a sus padres.
  • Le traen alegría a los padres.

 

 

EL CUIDADO DE NUESTRA FAMILIA SE VE

 

  • Cuando Dios responde a nuestras oraciones (1Pe. 3:7).
  • Cuando a los hijos les va bien y tienen larga vida (Dt. 5:16).
  • Cuando se conoce a Dios en la vida de los otros ( 2:20).
  • Cuando se bendice a otras familias (Gn 12:3).
  • Cuando la familia decide servir al Señor (Jos.24:15)

 

 

NUESTRA SALUD INTEGRAL (1 Timoteo 4:16)

 

 “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”

 

  • Permaneciendo en integridad (2 Ti 2:22)

 

  • Evitando vivir por los resultados (Is 6 y Hch 8)

 

  • Sobreponiéndonos a las circunstancias adversas (Jer 33:1-3 y Hch 16:22-30)

 

  • Teniendo un carácter controlado por el Espíritu Santo (Hch 6:8-15)

 

  • Cuidándonos del agotamiento físico y emocional (El estrés Stg 5:17; ver anexos)

 

 

  1. EL CUIDADO PASTORAL DEL REBAÑO

 

1 PEDRO 5:1-11

 

  • No por obligación sino voluntariamente.
  • No por ambición de dinero sino con ánimo de servicio.
  • No enseñoreándose sino siendo ejemplo para ellos.
  • Esperando la recompensa del Príncipe de los pastores.
  • Revestidos de humildad unos a otros, sujetos al Señor.
  • Descansando en el cuidado de Dios.
  • Manteniéndose alerta ante las asechanzas del enemigo.
  • Solidarizándonos con los consiervos que sufren.
  • Creciendo y madurando firmes en el ministerio.
  • Dando la gloria a Dios.

 

 

EL CUIDADO PASTORAL NO SALUDABLE

 

  • Cuando genera emociones descompensadoras.

 

  • Cuando crea dependencia en el instrumento y no en la fuente.

 

  • Cuando es una carga.

 

  • Cuando no es trascendente.

 

  • Cuando depende de mis fuerzas y no de las del Señor.

 

 

 

TRES PRINCIPIOS BASICOS EN RELACION AL MINISTERIO PASTORAL

 

  • El ministerio es de Dios. Esto es una fuente de descanso y paz para cualquier pastor.

 

  • El ministerio es compartido. Es imprescindible desarrollar niveles de autoridad y responsabilidad compartidos. Varios llevan la carga.

 

  • El ministerio es especializado. Es necesario enfocar el ministerio en aquello en que estamos mejor capacitados.

 

¿Por qué debemos ejercer el cuidado pastoral?

 

  • Hemos sido elegidos por la gracia de Dios (1 S 16:7; Jn 15:16; 1 Co 1:26-31; 4:1-4)

 

  • Fuimos separados por Dios (Sal 139:16; Jer 1:5; Ro 11:29)

 

  • Dios nos llamó para una tarea específica y nos capacita (Ex 3:4-12; 36:1-2; Jue 6:12-17)

 

  • El Señor nos ha enviado (Gn 12:1-4; 45:7; Mt 28:18-20)

 

 

LAS METAS DEL CUIDADO PASTORAL

 

  • Llevar a todos a la libertad en Cristo (Lc 4:17-21)

 

  • Presentar perfectos en Cristo a todos los creyentes (1Co 3; 14:20; Col 1:28-29; Heb 2:1)

 

  • Preparar a los cristianos para servir con sus dones a la iglesia del Señor (Ro 12:4-18)

 

  • Presentar una iglesia unida (Jn 17; Ef 4:1-6)

 

 

EL CUIDADO PASTORAL SE HACE:

 

  • Como un padre (1 Co 4:15-17)

 

  • Como un siervo (Mt 20:20-28; 2 Co 4:5-12)

 

  • Como un pastor (Num 27:12-18; Jn 10:11-14)

 

  • Como discípulo (Lc 14:25-35; Jn 13:34-35; 15:8)

 

LA IGLESIA COMO COMUNIDAD SANADORA

 

  • Alimenta con una predicación que edifica (Mt 7:24-28)

 

  • Instruye bíblicamente con profundidad (2 Ti 3:14-17)

 

  • Ejercita los dones (1 Co 12:12-20)

 

  • Forma lideres que continúen la tarea (2 Ti 4:1-2)

 

  • Evangeliza con las buenas nuevas (Ro 10:14-15)

 

  • Promueve el compañerismo en amor (Ro 12:10)

 

  • Provee para los necesitados (Hch 2:43-47)

 

  • Ministra bajo la dirección del Espíritu (Stg 5:13-16)

 

  • Enfoca las necesidades específicas de los diferentes grupos.

 

  • Corrige y restaura (Ga 6:1-2)

 

  • Cuida a quienes la dirigen (He 13:7)
    Administrador de la web de Sermones y Bosquejos.
    Administrador de la web de Sermones y Bosquejos.

    0 Comments

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *